En ATICON SLU trabajamos en todo tipo de cubiertas, incluso las más modernas. Ofrecemos un trabajo tan profesional que podemos darte hasta 15 años de garantía. En todo este tiempo, te solucionaremos cualquier posible problema que pudiera surgir.

Pueden ser tradicionales o vanguardistas, integrarse en el entorno o destacar sobre él. Las cubiertas inclinadas son siempre únicas, porque reflejan la personalidad de quienes habitan bajo ellas.

 

Aislamiento térmico: Las construcciones con cubierta inclinada logran los máximos requisitos de aislamiento exigidos para así poder obtener certificaciones como Passivhaus.

 

Ahorro energético: los tejados inclinados están diseñados para permitir una ventilación natural entre la capa exterior y el edificio.

 

Sostenibilidad: sistemas como los paneles solares se integran de manera fácil a las cubiertas inclinadas.

 

Mayor vida útil: requieren un mantenimiento esporádico y más económico.

 

Espacio adicional: los tejados inclinados son ideales para espacios integrados debajo de ellos.

 

Protección ante agentes externos: las cubiertas inclinadas son las más recomendadas para soportar hielo, nieve, viento y agua.

 

Estilo: los arquitectos pueden expresar libremente su imaginación en la construcción de cubiertas inclinadas.

 

Ofrecemos sistemas completos de construcción de tejados de amplia garantía, para tejas de hormigón y cerámica.

La cubierta es una pieza clave del edificio, porque protege al propio inmueble y a sus habitantes frente a los agentes ambientales, sobre todo la lluvia, la nieve y el sol. Una cubierta bien elegida y con el
mantenimiento adecuado contribuye a alargar la vida útil del edificio.

 

Se llama cubierta plana a aquella que tiene poca o nula pendiente, como máximo del 5%.

 

Debido a esa falta de pendiente, el agua tiende a permanecer sobre la superficie y el riesgo de filtraciones aumenta considerablemente. Por eso, la impermeabilización de las cubiertas planas es un factor clave, que requiere más atención que en las cubiertas inclinadas.

 

Garantizar la seguridad y durabilidad de los inmuebles con cubierta plana exige cumplir con todas las normativas para impedir el paso del agua. El deterioro causado por las filtraciones puede afectar
seriamente a la vida útil del edificio.

 

Las características de las cubiertas planas varían mucho de una
edificación a otra. Pueden ser superficies para tránsito de peatones, espacios habilitados para jardinería, e incluso para tránsito de
vehículos.